SIDEBAR
»
S
I
D
E
B
A
R
«
El IPK y el bienestar del cliente en un BRT
May 14th, 2011 by Guillermo Pereyra

La conferencia del Jueves 12 de Mayo, del Ing. Otto Sarmiento, sobre el BRT y El Metropolitano, debe  ser aprovechada para reforzar,  aplicar y debatir los conceptos asoaciados a la microeconomía de mercados imperfectos.  Si el BRT queda definido como un corredor segregado, entonces se trata de un monopolio. Y si las operaciones del BRT son de alta capacidad, entonces se debe presumir que los costos medios son decrecientes y estaríamos frente al monopolio natural.

En términos formales el BRT de Lima es una APP, una Asociación Público Privada. El subgobierno nacional invierte en la infraestructura (corredor, estaciones, terminales, patios, etc.), y el sector privado en los buses y la recaudación. La tarifa es la tarifa justa, es decir un precio regulado igual al costo de operación (que incluye la tasa de beneficio normal de los operadores de buses o costo de oportunidad del capital).

Gracias al Ing. Otto Sarmiento nos enteramos de una singularidad mundial de nuestro BRT, y es que el combustible que emplean los buses es Gas Natural, que ningún BRT emplea en el mundo y que, como consecuencia, contribuye a reducir los costos de operación. La operación económica del BRT debe realizarse de manera eficiente para que la demanda del servicio sea cubierta por la oferta y la tarifa cubra los costos de operación. Una herramienta de medición de la eficiencia y que conecta la oferta con la demanda, es el denominado IPK. Es el índice de pasajeros por kilómetro. Mide cuántos pasajeros son trasladados en un bus por kilómetro de recorrido. En el númerador, el número de pasajeros es la demanda efectiva, y en el denominador, el número de kilómetros recorridos, en un intervalo de tiempo, es la oferta de viajes que a su vez resulta de la oferta de buses.

En consecuencia, en términos del largo plazo, el número de buses, es decir la flota de buses, queda determinada por la demanda de pasajeros. Dado el número de pasajeros tenemos el número de viajes y dado el número de viajes, tenemos el número de buses. La Municipalidad pone la infraestructura y convoca a los inversionistas a poner los buses. Los inversionistas colocan los buses si estiman que las operaciones del sistema pueden cubrir los costos de la inversión. Si hay tantos pasajeros entonces invierto en tantos buses. Los operadores de buses llegan invitados por una licitación donde se fija el valor que se está dispuesto a pagar por kilómetro de recorrido, el VLK (valor licitado por kilómetro). Si el costo de mover un bus un kilómetro es de 1 nuevo sol, entonces como operador de los buses espero cobrar un nuevo sol por cada kilómetro de recorrido.

Pero no basta que los buses se desplacen por el corredor, sino que lo hagan con pasajeros, y que los pasajeros mejoren su nivel de bienestar al emplear el BRT. Un bajo número de pasajeros por bus genera un mayor nivel relativo de bienestar para el pasajero. Digamos que el límite máximo de bienestar se obtiene cuando cada pasajero está sentado en el bus. Un alto número de pasajeros genera un menor nivel relativo de bienestar. Digamos que al límite mínimo se llega cuando los pasajeros ocupan tanto los asientos como el resto de la plataforma del bus.

Con menos pasajeros, el IPK es menor, con más pasajeros el IPK  es mayor. En consecuencia, con un IPK menor el bienestar es mayor y con un IPK mayor el bienestar es menor. Si restringimos el concepto de bienestar al de comodidad en el viaje, un indicador adecuado sería el número de pasajeros por metro cuadrado en el bus. Más pasajeros por metro cuadrado, menor bienestar; menos pasajeros por metro cuadrado mayor bienestar.

Y esto último quedó muy bien graficado por el Ing. Otto Sarmiento en su conferencia cuando representó de manera casi exácta la situación. En la primera foto se ve a 6 Estudiantes además del Ing. Sarmiento en un metro cuadrado. En la segunda foto hay 9 Estudiantes y el Ing. Sarmiento.  Y en la primera foto se puede apreciar el grafico de la pantalla que correlaciona de manera positiva el número de pasajeros (en el eje vertical),  con el IPK (en el eje horizontal). La tendencia es clara, más IPK más pasajeros por metro cuadrado. Y si se modifica el grafico reemplazando el eje vertical con datos del nivel de bienestar del pasajero, la grafica resultante tendría pendiente negativa. Más IPK menos bienestar.

Nuestro profundo agradecimiento al Ing. Otto Sarmiento por la Conferencia del Jueves 12 de Mayo. Él ha prometido realizar otra conferencia y visita guiada al Patio Sur de El Metropolitano. Los Alumnos que deseen participar deben inscribirse previamente a través de SEURPOS. Nuestro agradecimiento también a Rommel Castillo por todo el trabajo desplegado para que la Conferencia se lleve adelante exitosamente. Y también a la DIGA que tuvo la gentileza de obsequiar al Ing. Otto Sarmiento con una botella de nuestro Pisco-UNI. Un especial agradecimiento al Profesor Víctor Valdivieso, Decno  (e) de nuestra Facultad, por alentar estas actividades académicas.

Análisis Económico II, Práctica Dirigida No. 2
May 7th, 2011 by Guillermo Pereyra

Puede obtener este documento en formato PDF aquí

¿Empresa competitiva o un monopolio?
Apr 24th, 2011 by Guillermo Pereyra

La  idea corriente de la empresa monopólica está asociada con conceptos como: grande,  enorme, abusiva, todopoderosa, etc. En términos económicos el monopolio es la empresa única en el mercado de su producto, que fija la cantidad que produce y fija el precio al que vende. Un mercado con altos costos de transacción y, corolario, no existe libre entrada. Con estas características  no es equivocado pensar lo primero.

Es más, para el común de la gente, el monopolista fija el precio que quiere y, en consecuencia, gana el dinero que quiere.  Y, otro corolario, el Gobierno debería intervenir para reducir precios y mejorar el bienestar de la población. Muy pocas veces todo esto es cierto.

En el extremo opuesto al monopolio se encuentra la empresa competitiva que se puede definir  a la inversa del monopolio. Hay muchas empresas en el mercado de su producto, todas venden prácticamente lo mismo, los costos de  transacción son bajísimos sino son nulos y, corolario, no hay ninguna restricción de ingreso al mercado. La idea corriente de la empresa competitiva está asociada a conceptos como: pequeña, eficiente, precios baratos.

Acabo de regresar  de compras del mercado, cerca de mi lujosa residencia. Como miembro de la clase rica de nuestro, país hoy se  nos antojó pan con lomito para el desayuno. Premunido de suficiente cash llegué al puesto de Migueli no sin antes preguntar el precio a varios otros competidores. El kilo de lomito está en 15 nuevos soles. Pero Miguel lo vende a 18. En los puestos donde el precio es más barato  no hay gente (son las 7:30 de la mañana del Domingo). Donde Miguel esperamos tres clientes a que nos atendiera. El  puesto de Miguel tiene las mismas características de infraestructura que los otros puestos del mercado. Pero él  cuenta con una máquina sierra cinta que ocupa la cuarta parte de su local. Atiende él y dos empleados. Miguel es un monopolista. Puede darse el lujo de fijar un precio 20% más alto que el de sus competidores. ¿Cómo es su producto? En esencia es el mismo que el de la competencia. Pero existe una pequeña gran diferencia.

Uno de los empleados de Miguel tiene como una de sus tareas, la de quitar todo rastro de grasa del lomo. Asumo que el costo marginal es cero o muy pequeño. Y ésta diferencia es toda la diferencia que convierte al producto en producto único y a Miguel en monopolista. No tiene un fuerte poder de mercado por la demanda es elástica, pero es fijador de precios.

La imagen de  arriba representa el lomo con que trabaja Miguel. La imagen que sigue es el lomo que vende Miguel como monopolista.

Nos envían un problema de Monopolio
Nov 24th, 2010 by Guillermo Pereyra

Carlos nos envía el siguiente problema. Se trata de una tarea que le encargaron. Pero aquí no buscamos resolver este tipo de problemas de los Estudiantes, sino contribuir con ellos a su aprendizaje. Es mejor que envíen los problemas que tienen y que envíen también el avance que han logrado y describan las dificultades que enfrentan y que les impiden lograr la respuesta. Este sitio se ha desarrollado con este objetivo. Es por eso que cada vez que damos respuesta a una de estas cartas, inmediatamente la publicamos.

Monopolio y competencia por las vacantes de la UNI
Aug 27th, 2010 by Guillermo Pereyra

El 15 de Agosto sostuvimos que la UNI monopoliza formalmente el 30% de las vacantes pero llega realmente al 52.6%. La primera cifra corresponde a la cuota monopólica establecida por la misma institución, mientras que la segunda implica el alcance de la cobertura del Centro Pre Universitario (CEPRE) sobre el examen ordinario de Admisión (de Agosto de este Año). En el mismo artículo señalamos que a pesar de la importancia de las cifras presentadas oficialmente, los postulantes del CEPRE no habían logrado los primeros puestos en el examen de admisión que, generalmente, son cubiertos por la Academia César Vallejo. Pero en esta ocasión no ha ocurrido así.

Los primeros puestos han sido obtenidos por la Academia Trilce, específicamente, el primer y segundo puesto. Pero la conclusión a la que arribamos antes, sigue siendo la misma. El CEPRE ha logrado una cobertura muy grande sobre las vacantes aunque no ha podido competir con las academias que siguen colocando los primeros puestos. Una ventaja de cobertura que se soporta exclusivamente en el carácter monopólico y en la colusión que mantiene con la Oficina de Admisión de la UNI.

Pero si bien es cierto el CEPRE ha logrado una cobertura del 52.6%, no es menos cierto que Academias como la César Vallejo mantienen un alto nivel de cobertura sobre las vacantes del examen ordinario. La Academia César Vallejo sostiene que ha colocado el 80.8% de las vacantes. ¿Cómo se explican estos porcentajes que parecen contradictorios? Si el CEPRE coloca el 52.6%, cómo es que la Academia C. Vallejo coloca el 80.8%?. El 80.8% se calcula sobre las vacantes del examen ordinario, y el 52.6% sobre el total de las vacantes. Pero aún así las cifras no cuadran.

El CEPRE tiene 30% como monopolista y 22.6% adicional cuando compite con otras academias en el examen ordinario. Este 22.6% calculado sobre las vacantes del examen ordinario, se convierten en 32.3%. La diferencia, 67.7% es cubierto por los postulantes de otras academias. (Asumiendo que los postulantes siempre provienen de alguna academia). Por lo tanto, la única posibilidad para que las cifras cuadren, es que los postulantes que lograron vacante por el examen ordinario y que son reclamados como de la Academia César Vallejo, pertenecen también al CEPRE. Se trata de postulantes que han estado en ambas instituciones y que, en consecuencia, han asumido costos mucho más altos.

En conclusión, para ingresar a nuestra UNI se requiere invertir dinero en instituciones privadas, en el CEPRE, o en ambas instituciones. En el primer caso hay que enfrentar costos promedio de 200 nuevos soles mensuales, en el segundo, de 400 y en el tercer caso, 600 nuevos soles. ¿Pueden reducirse estos costos?

Si desaparece la colusión y el carácter monopólico del CEPRE, el CEPRE sería un competidor más y tendría que reducir precios. Esto porque los competidores, caso Trilce y C. Vallejo, tienen ventajas frente al examen ordinario, tanto en cobertura como en calidad (primeros puestos). Y por esta vía disminuiría significativamente la discriminación por razones económicas.

El monopolio de la UNI sobre las vacantes
Aug 15th, 2010 by Guillermo Pereyra

Este Viernes terminó el examen de admisión 2010-II, y hoy el CEPRE UNI publica un aviso a página completa en La República felicitando a sus ingresantes. Un total de 705 postulantes ingresaron a la UNI. El 52.6% son alumnos del CEPRE. El porcentaje restante son alumnos de otras academias, principalmente la César Vallejo. Presumo que poquísimos o ningún postulante ingresa a la UNI sin pasar por una Academia. Y las academias son empresas privadas  que lucran con este negocio. Es decir, para ingresar a la UNI se requiere invertir en estas empresas. El costo en el CEPRE es de 360 nuevos soles mensuales. En la academia C. Vallejo es de 185 nuevos soles. Los primeros puestos de ingreso a la UNI generalmente provienen de la Academia C. Vallejo.

¿Cómo es que el CEPRE con precios muy altos coloca una gran cantidad de postulantes pero no ocupa los primeros puestos del examen de admisión? ¿Cómo es que las academias como la C. Vallejo logran altos porcentajes de ingresantes y colocan los primeros puestos y sin embargo tienen menores precios. La respuesta está en el monopolio. El CEPRE tiene el monopolio sobre el 30% de las vacantes. Si restamos este porcentaje, queda 22.6%  de las vacantes que representan el 32.3% de las vacantes del examen ordinario. La diferencia, el 67.7% es cubierto por postulantes que provienes de otras academias. En consecuencia, el CEPRE tiene 30% como monopolio, y otro 32.3% sobre las vacantes que se concursan en el examen ordinario.

Si se ingresa al sitio web del Examen de Admisión, se puede apreciar un enlace en el menú horizontal superior donde se presenta información del CEPRE. Y en esta página de información se encuentra otro enlace que lleva a la página web del CEPRE. ¿Qué hacen estos enlaces a una Academia de Preparación en la página de la Oficina de Admisión? Es una clara demostración de un acto de colusión. No estamos diciendo que la UNI no puede tener un Centro Pre Universitario (pero estamos en desacuerdo con esto). Sí estamos diciendo que la Oficina de Admisión no debe guardar vínculo alguno con este Centre Pre Universitario. Se entiende que la Oficina de Admisión es la encargada de velar por la administración de las vacantes de la UNI entre los postulantes, vengan de donde vengan. Sin embargo no sólo existe esta conexión que, finalmente tiene un carácter informativo. El problema es que la Oficina de Admisión tiene también responsabilidad directa sobre el ingreso de los postulantes que vienen del CEPRE.

Es cierto que el surgimiento del CEPRE ha sido una de las respuestas encontradas en las Universidades Públicas frente a los exiguos presupuestos que le asigna el Estado. La búsqueda de recursos directos a través de este tipo de actividades llega a representar un porcentaje creciente del presupuesto universitario. Pero esto no tiene por qué conducir al monopolio. Más aún cuando aquí la monopolización surge en un mercado muy competitivo. Es decir, la monopolización de las vacantes representa una conducta anticompetitiva. Y la Constitución de la República no lo permite.

El problema de la presencia del monopolio en un mercado competitivo es que genera ineficacias y discriminación. Las familias de menores ingresos que antes podían postular a sus hijos a la UNI, ahora están siendo discriminadas por razones económicas. Ahora tienen que competir por menos vacantes, lo que hace más difícil su ingreso a la Universidad. Los ingresantes por el CEPRE, el 30% que no rinde el Examen de Admisión, representan un perfil socioeconómico diferente del de los postulantes que rinden el examen ordinario. Como el CEPRE ahora está colocando más de la mitad de las vacantes, la tendencia sería la de incrementar el nivel de exclusión de la Universidad Pública por razones económicas. 

Pienso que una respuesta al problema es eliminar las vacantes en manos del CEPRE. Que el CEPRE compita por las vacantes al igual que lo hacen el resto de academias. Una respuesta simple.

Google vs Coul: ¿conducta anticompetitiva?
Jul 29th, 2008 by Guillermo Pereyra

La edición de El Comercio, de ayer 28 de Julio, informa del nacimiento de un nuevo buscador en la red, que busca convertirse en la competencia del líder del mercado, Google. La noticia también aparece hoy en La República, en la sección internacional, página 29.  Yahoo News lanzó la noticia en la red el mismo 28 de Julio: Formers Googleers unveil Cuil, a new search engine.El mensaje es claro, le nació la competencia a Google y le nació desde el propio Google.

Según la nota de El Comercio:

Cuil (pronunciado como "cool" en inglés) ofrece un nuevo servicio de búsquedas en http://www.cuil.com, que según la empresa puede cubrir con más rapidez y menos costos una parte mucho mayor de la red que Google , que presume de ser el mayor buscador online.

El aspirante a rival de Google apunta que su servicio va más allá de las técnicas de búsqueda dominantes, que se centran en los enlaces y en los patrones de tráfico de audiencia, analizando en cambio el contexto de cada página y el concepto al que alude la búsqueda de cada usuario.

Tom Costello, fundador y Presidente de Cuil, sostiene que cuentan con avances significativos en la tecnología de búsqueda que, les:

han permitido indexar mucho más de Internet, colocando casi toda la Red al alcance de los dedos de cada usuario".

¿Quiénes formar el equipo de Cuil?

Cuil está fundada por un grupo de pioneros en el campo de las búsquedas, incluyendo a Costello, a su esposa Anna Patterson -arquitecta del sistema de índice TeraGoogle- y a dos ex colegas de la pareja en Google, Russell Power y Louis Monier.

Es decir, la competencia le nació a Google a partir de un equipo de ingenieros que trabajó en Google.Y Cuil pretende ser más grande y mejor que Google. Pero ¿qué significa ser más grande en el mercado de buscadores en la red?

Una respuesta obvia, sería contar con el mayor número de páginas indexadas en el buscador. Según Costello, Cuil cuenta con 120,000 millones de páginas indexadas, tres veces más que Google. La información exacta es 121,617,892,992 .

Pero es Costello quien sostiene que esta cifra es tres veces la cifra de páginas indexadas por Google. Uno tiene que preguntarse si Google ha sido tan ineficiente que, de un momento a otro, le sale un competidor que lo triplica en tamaño. En este punto a nosotros, que no somos técnicos en el tema, se nos abre una fuerte duda.

Pero Cuil también quiere ser mucho mejor que Google. Cuil cuenta con avances significativos en la tecnología de búsqueda, siguiendo de nuevo al propio Costello. Nosotros quisimos hacer una prueba  para  estimar la diferencia de calidad entre los buscadores. Empezamos con Google. Colocamos la palabra microeconomía (sin acento) en el buscador y obtuvimos el siguiente resultado.

El primer enlace presentado en la primera página de resultados de Google, corresponde a nuestro sitio web, www.microeconomia.org.

Como ya conocíamos este resultado (en los últimos tres años aparecemos en el primer o en el segundo lugar , y desde hace 5 años siempre aparecemos en la primera página de resultados), nos interesaba conocer qué dice Cuil al respecto. Y colocamos la misma búsqueda en Cuil. Aquí el resultado.

No aparecemos en la primera página de resultados de Cuil. Tampoco en la segunda, ni en la tercera, ni en la cuarta. Cuil presenta 23 páginas de resultados y fuimos hasta la página 23, pero el resultado siguió siendo el mismo; no existimos para Cuil.

Claro, puede ser que la gente de Google nos tenga cierto aprecio (?). Creo que ocupamos un cierto espacio en el tema microeconomía en español y Google lo reconoce.

¿Pero qué ocurrirá si hacemos la misma busqueda en otros sitios  diferentes a Google?. Entonces hicimos la misma búsqueda en Altavista. Y también aparecemos en el primer lugar.  Y luego fuimos a buscar en Yahoo. Y aparecemos, de nuevo en primer lugar. Lo volvimos a intentar, ahora en Metacrawler, y el resultado fue el mismo, primer lugar. También buscamos en Terra y ahora aparecemos en segundo lugar. Repetimos la experiencia con Hispavista ,y nuestro sitio no aparece en el primer lugar ,ni en la primera página de resultados. Tampoco en la segunda, ni en la tercera Y fuimos buscando, página a página, hasta la número 23,  y no aparecemos. Para Hispavista no existimos. Nuestra búsqueda en Ozú nos devuelve a la primera página de resultados y al segundo lugar de esa primera página. Lo mismo ocurre, primera página, segundo lugar, en Searchmash. Wikiasearch nos ubica en el sexto lugar de su primera página. A9 nos coloca en el puesto 20 de su primera página. Ask nos ubica en el primer lugar de su segunda página. Hakia nos ubica en el primer lugar de su primera página.

La conclusión es que la gran mayoría de buscadores en el mercado, nos ubican en la primera página de resultados pero no existimos para Cuil. Probablemente la tecnología de búsqueda de Tom Costello todavía no termina de afianzarse y los resultados mejoraran en el camino.

Y pensamos que esto debe ocurrir, porque el equipo detrás de Cuil es un equipo que sale de Google. Y si alguien sale de Google para competir con Google tiene que tener buenas razones. Y estas razones lo llevan a pensar que van a ser mejores que Google. La competencia está abierta y, como siempre en estos casos, el consumidor será el ganador.

Pero ¿cuál ha sido la reacción de Google? No hay mayor información al respecto. Pero se supone que no les ha gustado nada que surja un competidor de su propio seno. ¿Permitirá Google que Cuil siga adelante en su afan por ganar mercado?

Cuando estábamos probando Cuil para conocer los resultados que nos daría frente a la búsqueda de microeconomia, nos ocurrieron un par de anécdotas. Google es tan conocido que nadie se equivocaría al digitar esta palabra con el teclado. Pero Cuil no es tan conocido y al digitar la palabra nos salió couil. Pero no nos dimos cuenta del error porque la pantalla nos presentó al buscador www.couil.com , que pensamos era Cuil. La pantalla inicial de couil es:

Y cuando colocamos la búsqueda microeconomia, nos dió el siguiente resultado.

 

Aparecemos en el segundo lugar de su primera página. Pero observen la parte inferior de la pantalla de couil.

!Se trata de Google! Ojo, no estamos diciendo que Google ha sacado un buscador de nombre muy parecido a cuil, como couil. Cualquiera que posea un dominio propio puede emplear el servicio de búsqueda de Google. Pero es claro que quién compró el dominio www.couil.com lo hizo con el propósito de generar confusión con el dominio www.cuil.com .

El dominio www.couil.com fue comprado el 28 de Julio, ayer mismo. Según GoDaddy, el que registró el dominio entregó la siguiente información : couil couil,  100 ocean avenue, santa monica, California 90401, United States.

Resulta muy extraño y se trata de una conducta claramente anticompetitiva.

El dominio www.cuil.com está registrado a nombre de Tom Costello, 1127 Thorntree CT , San Jose, CA 95120, US, Email: costello@cs.stanford.edu. Y la fecha de compra del dominio es el 7 de Agosto del 2007 y expira el 30 de Diciembre del 2015. Entonces es claro que Tom Costello viene tras este proyecto desde hace un año, mientras que quienes compraron el dominio www.couil.com lo hicieron ayer y expira el 28 de Julio del 2009. Muy extraño.

Google tendría que dejar en claro que nada tiene que ver con este couil.

Pero yo había dicho que me ocurrieron dos anécdotas. Sucede que el nombre que ha adoptado Tom Costello parece interesante por la fonética de su pronunciación, cool. Tom Costello debe pensar que su cuil es muy cool. Pero mientras el buscador no se afirme en el mercado se pueden confundir al digitar el nombre y poner, por ejemplo www.culi.com , que es un sitio porno.

Problema No. 4, PC No. 2 (solucionario)
May 5th, 2008 by Guillermo Pereyra

 

Discriminación de precios de tercer grado y monopolio multiplanta
May 5th, 2008 by Guillermo Pereyra

 

El modelo del monopolio multiplanta es interesante, e igualmente interesante el modelo de monopolio discriminador de precios de tercer grado. Pero generalmente se tratan como temas aparte. Aquí un ejercicio donde tenemos a un monopolista multiplanta discriminador de precios de tercer grado.

La discriminación de precios: varios ejemplos
May 5th, 2008 by Guillermo Pereyra

 El siguiente ejercicio se refiere a las diferentes formas de discriminación de precios que se practican actualmente.

»  Substance:WordPress   »  Style:Ahren Ahimsa